¿Demandas individuales o colectivas?

En este tipo de casos (comercialización inadecuada de productos financieros de inversión) la mayor parte de los Tribunales de Justicia se inclinan por no admitir a trámite las demandas "agrupadas" o colectivas, ya que indican que cada persona tiene su propio perfil inversor y las circunstancias particulares de cada contratación no tienen porque coincidir en todos los casos, por ejemplo la Audiencia Provincial de Madrid en un asunto de Lehman Brothers ver sentencia

La AUDIENCIA PROVINCIAL DE A CORUÑA  (sección tercera) en Auto del 18/01/2013 ha dejado claro que no se admiten las demandas colectivas o conjuntas (varios demandantes en la misma demanda) cuando se trata de solicitar la nulidad de contratos de adquisición de productos financieros, pues dice que para poder llegar a la conclusión de la existencia de un error en el consentimiento de cada uno de los contratantes, es preciso «analizar en cada caso concreto el proceso de formación de la voluntad y la fase precontractual y contractual de cada uno de los contratos»; no siendo posible hacerlo conjuntamente, porque «La propia heterogeneidad personal, profesional, domiciliaria de los once demandantes impide apreciar que los hechos en que se funda su pretensión sean los mismos, aunque el negocio jurídico que cada uno de ellos ha concertado con la entidad financiera demandada sea similar o parecido, como es propio de los contratos que se celebran en masa»

En el proceso colectivo de consumo iniciado por la Fiscalía de Galicia contra NCG  no ha sido admitida a trámite la demanda en lo que respecta a la restitución del dinero a los afectados. Definitivamente la Audiencia Provincial de A Coruña, el 15/02/2013 ha dicho:
La Sala entiende que el Mº Fiscal solo tiene legitimación para la acción de cesación, y que no puede calificarse como de colectiva la que se denomina como "acción de nulidad y resarcimiento", por la falta de información o los vicios del consentimiento, existiendo derechos individuales y subjetivos específicos de cada persona que intervino en los contratos, resultando inexcusable el análisis de cada caso concreto, pues los arts. 11 y 15 de la L.E.C .no facultan para el ejercicio en masa de acciones individuales por ineficacia contractual, que es en definitiva lo pretendido por el Mº Fiscal.

Infórmese sin compromiso rellenando sus datos en el formulario pinche aquí